miércoles, 27 de agosto de 2008

El uso de teléfonos móviles para el activismo

1. EL ASPECTO TECNOLÓGICO
2. USAR LOS MÓVILES CON SEGURIDAD
3. HACERTE CON MÓVILES DE FORMA ANÓNIMA
4. USAR TU MÓVIL PERSONAL DE FORMA SEGURA
5. TELÉFONOS MÓVILES Y ACTIVISMO
6. AVANCES FUTUROS


Te gusten o los odies, el teléfono móvil es una herramienta muy útil para el activista contemporáneo. De todos modos, los beneficios que aportan en términos de anonimato y movilidad tienen una cara negativa, la de ser otra herramienta que el Gran Hermano puede emplear para controlarnos. Cuando el teléfono móvil se convierte en algo indispensable supone una amenaza para tu seguridad y tu privacidad.
Pero no todo está perdido, con unas cuantas precauciones sencillas puedes usar el móvil hasta su último potencial y sólo con unos inconvenientes menores y poco amenazantes para ti

**15.1.1 El aspecto tecnológico**

Puedes pasar por alto este punto, pero gracias a él podrás entender mejor cómo funciona un teléfono móvil y los riesgos que conlleva.
Los móviles están formados por dos partes fundamentales, la carcasa con la pantalla, los botones, etc. Y la tarjeta SIM que conecta el hardware con el número de teléfono. La tarjeta SIM es un trozo de plástico con un círculo dorado. Generalmente se coloca en la parte trasera del móvil, detrás de la batería. Cada tarjeta SIM es única para cada número de teléfono. Estas tarjetas se pueden intercambiar.
Mucha gente se vuelve paranoica con la tarjeta, pero el propio teléfono está marcado con un número IMEI “International Mobile Equipment Identity”. Cuando haces una llamada, tanto la tarjeta SIM como el número IMEI se conectan a la red de telefonía móvil.
Lo que permite que un teléfono móvil sea móvil es la presencia de antenas de telefonía móvil por todo el territorio. Cuando tu móvil está encendido busca constantemente cuál es la antena más cercana a la que conectarse. En una zona puede haber varias antenas, así que la red y tu teléfono deciden cuál de ellas es la más apropiada.
Gracias a estas revisiones constantes que hacen los móviles, se puede saber dónde están los móviles en cada momento. Hay gente que afirma que los investigadores pueden localizarte en un radio de 10 metros, otros hablan de una precisión mayor. En cualquier caso pueden localizarte en una zona sin dificultad.
Además, la mayoría de los modelos recientes se ayudan de sistemas GPS (aunque no lo indiquen); gracias a ello, las personas que tengan acceso a toda esta información podrán saber con gran exactitud dónde te encuentras. Todo esto lo pueden usar como prueba contra ti en un juicio o en la investigación anterior.

**15.1.2 Jugar seguro con los teléfonos móviles**

Estos eran los inconvenientes de los móviles, pero ninguno es insuperable y podrás divertirte mucho gracias a ellos. En estos días de represión, el móvil puede permitirte continuar activo y efectivo, y cuidando tu seguridad al mismo tiempo.
Las mismas precauciones que debes tener con un teléfono fijo por si está pinchado, debes tenerlas con uno móvil. La única diferencia es que los investigadores no te relacionan con un determinado teléfono y no lo tienes por qué tener registrado a tu número. Por tanto, con un móvil anónimo y si tomas unas sencillas precauciones, no tendrás que preocuparte por los investigadores.

**15.1.3 Comprar móviles de forma anónima**

Las leyes no impiden que intentes proteger tu anonimato de las siguientes formas cuando consigas un teléfono móvil:

La compra

a) Compra el móvil lejos de donde vives
b) Intenta evitar centros urbanos, ya que hay más posibilidades de ser grabado por cámaras de video vigilancia. Muchas tiendas pequeñas o de segunda mano no tienen cámaras de vigilancia, y las que las tienen no suelen conservar más de dos semanas las cintas.
c) No des tus datos verdaderos si te los preguntan. Muchas tiendas piden los datos pero no te piden el DNI, y no tienes la obligación de enseñárselo.
d) Compra un teléfono sencillo, con las prestaciones básicas únicamente.
e) No registres el teléfono.

Cargar el saldo del teléfono

Cuando quieras aumentar el crédito disponible del teléfono móvil usa sólo opciones de pago al contado, es una opción más cara pero indispensable para conservar el anonimato.
El teléfono móvil se puede recargar comprando una tarjeta en un estanco, yendo a un cajero automático y recargando a través de una transferencia, o yendo a una tienda de telefonía móvil y pidiendo que te ingresen dinero a tu teléfono. Aconsejamos que sólo uses la opción de comprar tarjetas en un estanco. El método de ingresar a través de tiendas de telefonía móvil deja un rastro que puede llevar hasta la tienda en la que lo has comprado y ahí te pueden reconocer gracias a cámaras de vigilancia o los propios empleados. Recargar el crédito a través de cajero automático deja un rastro incluso más directo y evidente.

**15.1.4 Usar teléfonos móviles de forma segura**

Con personal nos referimos a aquellos móviles que pueden relacionarse contigo. En el momento en el que des tu número de teléfono a amigos o conocidos puede acabar en una red de contactos controlada por el estado. Si tú eres un activista o tus conocidos lo son, esto pondrá en riesgo la seguridad del teléfono.
Nunca digas nada en un teléfono móvil personal que no puedas justificar o te pueda poner en un apuro. Aunque el móvil no lo utilices en una acción, su uso puede indicar que has participado en ella y, por consiguiente, puede que te investiguen.
Nunca lleves un móvil personal a una reunión, y si es posible no los lleves contigo. Los móviles son, en potencia, instrumentos de localización y escucha, y se deberían tratar como tales.
Si vas a una reunión comprometedora, apaga el móvil y quítale la batería mucho antes de llegar al lugar de encuentro, de lo contrario puede que los investigadores descubran el punto de encuentro. Incluso si no es una reunión secreta, es mejor que el móvil no esté presente, ya que nunca sabes lo que se va a decir. Además de darte mala imagen, llevar el móvil puede poner en riesgo la seguridad de otros.
Los móviles personales no deben llevarse a las acciones salvo circunstancias excepcionales. Si tienes que llevarlo para manifestaciones o por si se separa el grupo, quita la batería y no la pongas hasta que no haya surgido la necesidad.

No tiene sentido usar grandes medidas de seguridad cuando hacéis activismo a través de Internet si los registros de tu móvil proporcionan información a los investigadores de dónde vas a estar o dónde has estado.
Aconsejamos que no compres nunca los últimos modelos de teléfono móvil que incorporan cámaras de video o fotos. Estos teléfonos ponen en mayor riesgo tu seguridad ya que proporcionan una cara que relacionar a las voces. Nunca ha sido necesario ver las caras para hablar por teléfono, así que tampoco debería serlo ahora. Los activistas preocupados por la seguridad deberían prescindir de ello.

Prescinde de sistemas GPS o servicios similares en tu móvil siempre que sea posible. Estos sistemas pueden hacer la vida cotidiana más fácil, pero son una amenaza a tu seguridad.
Los mensajes de móvil (SMS) son muy útiles pero también muy fáciles de interceptar por los investigadores. Tanto la policía informática como los investigadores privados pueden acceder a los mensajes que lleguen a tu teléfono móvil y a los que tengas archivados. Borra inmediatamente tus mensajes de móvil y nunca escribas nada que no puedas explicar en un juicio.
Por último, los móviles pueden usarse para confundir. Por ejemplo, si un móvil fue usado en una acción y tú has sido acusado de usar ese móvil en esa acción. Una defensa posible sería afirmar que tú no has podido ser porque si observan los registros de tu teléfono móvil (tienes testigos de que es el tuyo) podrás demostrar que no estuvo ahí. En otras palabras, los registros de los teléfonos móviles pueden usarse para tener coartadas, especialmente si se hicieron llamadas desde él en el momento de la acción.

**15.1.5 Teléfonos móviles y activismo**

Hay dos opciones a considerar aquí. La primera es que el móvil sea necesario para facilitar la acción, pero que no se use durante la propia acción. La segunda opción hace referencia a cuando el móvil es un elemento indispensable para la acción.

Para facilitar la acción:

El primer caso sería, por ejemplo, cuando una acción debe ser coordinada. Si hay un gran riesgo deberían adquirirse un par de móviles exclusivamente para la acción. Los móviles de segunda mano podrían ser útiles en este caso, ya que después de la acción los teléfonos se van a tirar (¡pero no los compres a amigos!). El motivo es que si usas unos móviles que nunca se han asociado ni a ti ni a tu red de conocidos, nunca podrán seguir el rastro hasta ti.
Esto significa que puedes crear una red anónima que no atraerá la atención de las fuerzas represivas. No digas nada explícito por los teléfonos para no atraer su atención y usa un código. Mantén la batería del móvil fuera hasta que sea necesario, y cuando quieras comprobar que todo funciona bien, usa una zona libre de cámaras de vigilancia. Es importante comprobar que el móvil funciona sin problemas y que tiene el número de teléfono que te han dicho.

También aconsejamos que quemes las facturas y libretos que te den con el móvil. Los móviles deben desecharse tras ser usados, a ser posible quemándolos. No es en absoluto suficiente destruir únicamente la tarjeta SIM y volver a usar el móvil con otra distinta.

Teléfonos móviles para las acciones

Como se ha dicho, los móviles pueden ser una herramienta muy útil. Hay muchas situaciones por las que puede interesarte contactar con otro teléfono anónimamente. Aquí hay unos consejos:

a) Sigue los consejos anteriores para adquirir el teléfono.

b) No llames a tus amigos o conocidos desde el móvil. Si tienes que hacer esto, deshazte inmediatamente del móvil porque ya no es seguro.

c) La batería del móvil debe estar fuera siempre que no lo estés usando.

d) Saca la tarjeta SIM del móvil si no lo estás usando. Si es posible, escóndela por si te hacen un registro.

e) Para hacer la llamada, viaja hasta el lugar intentando evitar zonas en las que pueda haber cámaras de vigilancia. Ir en bicicleta por el campo o en un autobús pueden ser ideas útiles para ello.

f) Intenta evitar estar más de 30 minutos en una zona. Aprovecha el factor de que el móvil te permite tener movilidad.

g) No tengas un patrón para usar el móvil a una hora determinada o en un lugar determinado.

h) No contestes llamadas perdidas a tu teléfono móvil ni contestes mensajes que dejen en el buzón de voz, aunque sea tentador.

El problema de los móviles como una herramienta de seguimiento es real. Está basada en la fuerza de las señales intercambiadas con las antenas de telefonía móvil más cercanas al móvil. Se realiza a través de un análisis matemático llamado triangulación, que permite saber aproximadamente la zona en la que se encuentra el móvil. Hay dos tácticas para dificultar la triangulación:

a) Colócate justo debajo de una antena de telefonía móvil, al parecer esto imposibilita la triangulación.

b) Usa autopistas, generalmente las antenas están situadas en líneas a través de las autopistas, lo que también dificulta la triangulación. Por supuesto, si haces esto, no uses tu coche.
Dependiendo de la frecuencia con la que uses el móvil y qué es lo que dices a través de él, debes plantearte cambiar la tarjeta cada cierto tiempo. Cuanto más lo uses y cuanto más comprometedores sean los temas que tratas a través de él, mayor será la frecuencia con la que tienes que cambiar la tarjeta o incluso el teléfono.

Los objetivos responden al uso del teléfono de distintas formas. Pueden bloquear tu teléfono para que te sea imposible volver a llamares. En cualquier caso, como casi todos los activistas tienen más de un objetivo, sólo hay que pasar a otro que no haya bloqueado tu número. En muchos casos las compañías tienen varios números de teléfono y sólo te bloquean el número para llamar a uno de ellos. Además, estos bloqueos suelen afectar únicamente a tu tarjeta SIM, por lo que si la cambias, podrás volver a llamar a ese número.
Otras compañías te avisarán de que tus llamadas están siendo investigadas y que se ha avisado a la policía. Conocemos un caso en el que el activista fue atrapado por la policía, pero esto fue porque estuvo llamando durante una semana en numerosas ocasiones desde la misma zona. Si te mandan este mensaje, no lo respondas. Saca la batería, vete del lugar y si es posible, esconde el móvil por el camino. Si has tomado las precauciones de las que ya hemos hablado, los investigadores no podrán hacer mucho para identificarte.

**15.1.6 “Avances” futuros**

Los fabricantes de teléfonos móviles y las compañías de software están trabajando conjuntamente para proporcionar nuevas aplicaciones a los móviles. El objetivo es transformar el móvil en una especie de ordenador en miniatura. Desgraciadamente, esto conlleva muchos riesgos para la seguridad.
Ya hay varias historias sobre sistemas que son capaces de utilizar Internet y teléfonos móviles para espiar a la gente. Esto se ha hecho para espiar a trabajadores ineficaces o para proteger a niños. En cualquier caso, la amenaza que esto supone a la libertad es obvia.
Generalmente, para que esto funcione te tienen que enviar un mensaje al móvil y tú lo tienes que responder. Por eso, nunca debes responder mensajes que no esperabas, o de números de teléfono que no conoces. Si recibes un mensaje de las empresas de propaganda, etc., ignóralo. Sólo es una amenaza si los respondes.

Un riesgo puede ser que entren en tu casa los investigadores, envíen desde tu móvil un mensaje al número que quieren y lo borren de tu móvil. La solución para ello es esconder en otro sitio la tarjeta SIM si no usas el móvil (esto ya lo hemos sugerido en el apartado de usar el móvil para acciones).

*NOTA: Hay mucha información sobre cómo pueden usar los móviles para espiarte en http://www.spywareinfo.com/articles/cell_phones/, pero esta información va dirigida especialmente a la sociedad norteamericana.WWW.ACCIONVEGANA.ORG

el sistemacapitalista es tan descarado ke asta la gente puede intervenir los telefonos miren esta pagina
http://www.todoespias.com/telefono-movil-celular-espia.htm
si kualkiera con dinero puede intervenir un telefono imaginence el estado nos vigila las 24 horas del dia