miércoles, 10 de septiembre de 2008

la capucha es nuestra amig@



En las manifestaciones la policía suele utilizar cámaras de vídeo y de fotos. Graban las acciones de los activistas para reconocerlos y así tener "pruebas" que les imputen en un futuro juicio. Otras veces directamente graban a un bloque de manifestantes de una organización determinada como forma de control y recogida de información. También pueden servir como prueba las imágenes captadas por los periodistas de la prensa. Un pañuelo o una bufanda obstaculiza este accionar de la policía. Una braga militar también sirve, pero no es una prenda tan "común" y si la policía te detuviera durante una manifestación o tras ella, no dudaría en acusarte de "tirapiedras". Asimismo, en estos casos es aconsejable no llevar demasiadas "pintas", es decir, que por la estética se intente pasar por "ciudadanos corrientes". Los medios de comunicación del poder criminalizan la capucha justamente por su alta efectividad antirrepresiva.